Para un consultor, hay temas que son más difíciles de hacer llegar a las empresas tradicionales, las de toda la vida, que otros.

Uno de ellos es el del valor del Social Media.

Nos encontramos con empresas dirigidas por profesionales que no suelen estar en las Redes Sociales. Se mueven en un círculo de relativa comodidad con sus actuales clientes y proveedores. Invierten en publicidad convencional y en Marketing 1.0

Sin embargo, cuando tienes la oportunidad de que te dediquen un poco de tiempo y atención para explicarles las posibilidades del SM para su empresa, empiezan a vislumbrar algo interesante y suelen cambiar de actitud.

El siguiente paso es guiarlos hasta un buen profesional, que conozca bien la materia, que no abuse de su posición dominante, que les aconseje una buena estrategia y les ayude a recorrer este importante camino.

Como explicaba muy bien @benitocastro hace pocos días en su artículo “La vida es imperfecta, las empresas y el Social Media también los son” , las empresas tiene que asumir ciertas cuestiones primordiales:

1. El Social Media hay que entenderlo. No está de paso, ha llegado para quedarse.
2. Para poder entenderlo, hay que participar. Desde fuera no es posible.
3. Hay que medir los resultados parciales de nuestra presencia en Internet para ver que vamos por buen camino y continuar con ilusión.
4. Las empresas tienen que evolucionar a un modelo 2.0, cambiando determinados procesos para dar cabida al Social Media.
5. El Community Manager no es Dios. No todo el peso de nuestra Estrategia de Social Media debe recaer exclusivamente en él.
6. Empezar cuanto antes es signo de madurez y comprensión del sentido de los tiempos.

Para mi es gratificante ver algunas empresas tradicionales entrando en la senda del Social Media, iniciándose en una nueva cultura de relaciones, donde lo importante es conversar.

Y tu, ¿has cogido ya la senda, o sigues viendo el Social Media cómo las vacas ven pasar el tren?

Saludos.

Francisco Páez