En muchas organizaciones los responsables de RRHH son simplemente el brazo ejecutor de las órdenes de la dirección. No sienten que están llevando a cabo una labor valiosa, de la que se deriven mejoras para el funcionamiento de la empresa, ni para el bienestar de las personas. Se ocupan principalmente de tareas operativas, muchas de ellas de gestión administrativa: contrataciones despidos comunicaciones disciplinarios ajustes de condiciones laborales revisión de salarios gestión del calendario vacacional Sin embargo, aunque pueda parecer sorprendente,…